Comments

A.San Roman: La ilusión de un joven ganadero

 

Volvemos un año más al escondido paraje de «El Alamillo» en tierras avileñas

para volver a ver de cerca a los bonitos «Torrestrellas» avileños de la familia San Román.

Cuatro corridas se terminan de rematar  de las cuales tres de ellas esperan a salir de camino a sus destinos ya fijados.

Preciosas hechuras y capas en la camada.

Este precioso cárdeno claro casi ensabanado muy en Torrestrella y el sardo claro de abajo, dos de las joyas de la camada:

La corrida mas fuerte falta colocarla por el momento pero dada su presencia no tardará en encontrar destino para ser lidiada en cualquiera de las numerosas ferias de verano que salpican España de punta a punta en los meses más taurinos del año.

——-

Algunos de los novillos que se crían en la abundancia de una primavera que costará volver a ver, presentan ya un remate casi de toro.

Ya miden sus fuerzas y el peligro comienza a estar presente en cada encuentro dado su gran desarrollo.

Este castaño girón número 23, el pavo de 2017

Varios de los novillos podrían pasar ya por toros.

Vacas y becerros

 

Al igual que otras muchas ganaderías en esta casa supieron adelantarse a la crisis que ha acabado con tantas vacadas reduciendo sus cabezas madres de 300 a casi la mitad.

Esta ganadería, pura en procedencia Torrestrella como ya hemos comentado, presenta una variabilidad de pelajes en sus vacas y  rastras digna de admirar.

Cuestiones de la genética o quién sabe  si de mantener lineas que quizás la casa madre abandonó o guardó congeladas para otros momentos, hace que la diversidad de capas sea abrumadora.

—–

—–

En otro cercado más abierto, nos encontramos con lotes de vacas más antiguas.

Su edad se manifiesta en las hechuras, cornamentas e incluso en su mirada y forma de recibir al visitante, tranquila y altiva:

Dos burraconas típicas de la casa, muy armadas y con varias parideras en sus lomos:

Una curiosidad; la vaca con dos culos:

Evidentemente, es un efecto óptico.

La salinera clara escondía detrás a una increíble capirota en castaña:

Que como podéis observar, es todo un espectáculo;

La primavera en «El Alamillo» como lo ha sido en casi toda España, digna de recordar.

———–

Si espectaculares son las vacas con estos pelajes, contemplar a los becerrillos juguetear y corretear sobre una alfombra de flores, dejaría a cualquier antitaurino sin argumentos de ataque:

—–

Paletas de color al galope.

De la jabonera salió esta preciosidad burraca:

El paseo de la cabeza de camada:

Es fundamental que los toros adquieran la preparación necesaria para afrontar la lidia con garantía. Por ello, varias veces por semana, los diversos lotes son paseados por un extenso corredero que serpentea por la parte más escarpada de la finca:

Los cabestros arropan al grupo de toros para llevarlos a la manga:

——

La cabeza de camada a la espera de encontrar destino de lidia, con toros dignos de plazas de primera:

La vuelta es muy amplia, por lo que los toros llegan cansados. Así se evitan trifulcas y peleas entre ellos:

—–

Este castaño salpicado y ojalado, una preciosidad:

La querencia y la fatiga, devuelve a la manada a su cercado:

La cabeza visible de esta vacada es el joven Santiago Barrero San Román, cuya afición desmedida le hace atreverse con el ganado que cría cada vez que puede. Ojalá la pasión con la que se vuelca en la crianza de sus animales se vea reflejada en grandes triunfos en años venideros.

Fotografia: Vanesa Gor

MUCHA SUERTE AMIGO SANTI!!!

Si te apetece ver muchas más fotografías de esta bonita ganadería pincha el siguiente enlace:

ANTONIO SAN ROMAN

 

Arse&Azpi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(http://www.porlasrutasdeltoro.com/wp-content/uploads/2019/11/slider1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 250px;}