Comments

La Lidia Total

 

 

 

De un tiempo a esta parte, alguno de los complejos más arraigados entre el taurineo reinante se están diluyendo con una naturalidad asombrosa.

 

 

El que más nos llama la atención es la posibilidad de lucir a un toro en el caballo o a la cuadrilla de turno en sus labores  sin que el matador  sienta mermado su protagonismo.

 

 

Este derecho para los profesionales y para el aficionado era algo natural en siglos pasados. Los picadores se ganaron el derecho a lucir el oro en sus chaquetillas y su nombre aparecía en los carteles con amplia tipografía, …… pero este hecho ha desaparecido como la importancia del tercio de varas en la lidia actual.

 

 

De los «figuras» el que ha roto el hielo ha sido José Mari Manzanares. En Nimes fue Javier Castaño quien también comprendió que lejos de perjudicarle, mantener al público pendiente de la lidia desde que suenan clarines y timbales engrandece lo que después resulte en la muleta. Muchos pensarán que engrandece lo bueno, pero también lo «malo» ( véase malo como que no estés a la altura de un gran toro, como lo ocurrido la tarde de Alcurrucén del presente San Isidro….. ).

 

 

 

Los de plata, azabache y a caballo también tienen derecho a sentirse toreros y el aficionado a disfrutar de la evolución real de un toro durante su lidia. Que cunda el ejemplo.

 

 

Arse & Azpi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(http://www.porlasrutasdeltoro.com/wp-content/uploads/2019/11/slider1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 250px;}