Comments

Los «Patasblancas» de los Sanchez-Majeroni

Lamentablemente en unos dos años, será un poquito más dificil encontrarse en nuestro campo bravo con un toro «blanco» que tenga los «ojos negros».

Literal.

Y es que la familia Sanchez Majeroni, no pudo más y tuvo que tirar la toalla con la parte de su ganadería procedente de lo de Cobaleda. Las vacas madres pasaron hace unos años a peor vida y con ellas sus futuras rastras «blanquinegras» y «blanquirojas».

La absoluta repudia de los grandes del escalafón, y de la que es mas grave, de la afición que no HEMOS demostrado (si HEMOS, dejémosnos de demagojias guarras, con dos cojones….) nuestra preferencia por este ganado PAGANDO nuestra entrada por ver a estos inigualables animales, unido a los consecuentes problemas sanitarios (¿fue primero el huevo o la gallina?), dió con los Sanchez Cobaleda en la mísera bala cautiva del matadero.

Aun perviven en los cercados de «Santa María» dos camadas de machos patas-blancas de Sanchez Cobaleda. Sentarse debajo de una encina y mirar estas joyas multicolores de la zootecnia brava, es un regalo para los sentidos, que está a puntito de desaparecer.

Decía el Julí tras reventar la Puerta del Principe sevillana el pasado Domingo de Resurrección que los toros lidiados esa tarde eran los toros de la actualidad. Los toros bravos con los que los toreros machos de hoy en día pueden demostrar su toreo. Evidentemente nadie le puede quitar su verdad pero, que pena me da no poder ver a un toro «blanco» con los «ojos negros» encampanarse tras salir por los chiqueros maestrantes y plantar batalla a esos toreros machos de hoy día, tal y como lo hicieron años atras, tantas y tantas tardes los grandes del escalafón.

Nosotros al menos podremos decir que tuvimos la suerte de verlos vivos en el campo. Y aquí dejamos nuestra pequeña muestra gráfica de ello. Ahí queda eso. Con dos huevos. Que rabia, joder!!

Sanchez Cobaleda

Arse&Azpi

 

There are 2 comments
  1. Enhorabuena por el reportaje, por hacernos disfrutar casi como si estuviésemos allí en el campo viéndolos. Son una reliquia natural y de la tauromaquia. Además con diferencia siempre me parecieron los más bonitos armónicos y serios de todos los patas blancas.

  2. Rafa

    Yo también tuve la suerte de verlos en el campo y fotografiarlos. Vuestro reportaje me ha traído bonitos recuerdos y por supuesto que estoy totalmente de acuerdo con el texto. Esos toros berrendos son de los más vistosos del campo bravo. Algo muy parecido pasó con los patas blancas de Tabernero Hernández, en el Castillo del Buen Amor, que también tuve la suerte de retratar y que acabaron en el matadero.
    Saludos desde Tarragona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(http://www.porlasrutasdeltoro.com/wp-content/uploads/2019/11/slider1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 250px;}