Comments

Orthez 2013 ( I ) : Interesantes Saltillos de Zaballos

 

En plena época estival, en el vacío que hay entre Pamplona y Bilbao en España exceptuando Santander, pocas ferias llaman la atención del aficionado.

 

Colombinas en Huelva y María Pita en La Coruña se están celebrando en la actualidad. Por cierto, en La Coruña ayer se lidió una corrida de la ganadería de Sobral, no la Condessa de Sobral como viene en las reseñas de varios medios, que resultó de lo más interesante. Una ganadería de las que merece la pena seguir su evolución. En su finca portuguesa, todavía quedan toros que merecen ser vistos en público

 

Sería conveniente redefinir las categorías de las plazas, valorándolas por su valor cualitativo y no cuantitativo.

 

Como hablamos a principio de semana, Azpeitia es un claro ejemplo de la nula utilidad de la clasificación actual de las plazas de toros.

 

Otro caso es el de la localidad gala de Orthez. Enclavada en el suroeste del país en el departamento de Pirineos Atlánticos, región de Aquitania, cada año celebra su particular jornada taurina. Con un ambiente excepcional, se programó una novillada matinal con el hierro de Miguel Zaballos y una corrida de toros vespertina de Raso del Portillo.

 

Por varios medios de comunicación, se informó de la presencia de movimientos antitaurinos que se iban a manifestar en el día taurino de Orthez ( están en su derecho ). Con un importante despliegue policial ( helicóptero incluído ) para evitar las habituales provocaciones, no se les permitió acercarse al coqueto coso galo pero si manifestarse. Como aquí, vamos…….

 

Volviendo a lo que nos interesa, a las 11 de la mañana estaba anunciada la novillada de Miguel Zaballos para Jesús Fernández, de Barcelona, Iván Abasoslo, de Orduña, y Alberto Pozo, de Albacete.

 

Miguel envió desde el campo charro una novillada seria que cumplió las expectativas creadas. Desigual de hechuras y comportamiento, no dejó a nadie indiferente. Como bien saben, esta novillada sustituía a la accidentada en carretera. Más mérito si cabe que un ganadero de camadas cortas pueda salir airoso de un compromiso tan importante tras el desgraciado suceso.

 

 

 

De la terna, el gato al agua se lo llevó el catalán Jesús Fernández. Estuvo muy dispuesto toda la mañana con las carencias lógicas de un novillero ante novillos encastados.

 

 

A su primero, un novillo manso en varas, lo recibió con gusto en el capote y aprovechó su excelente pitón derecho, por el que embistió con profundidad y humillación.

 

 

Mató de estocada. Pero un puntillazo por detrás de su tercero, Juan Cantora, enfrió al exigente público francés al que este tipo de detalles no gusta un pelo… Como recurso es aceptable, pero no era el caso.  Fue ovacionado.

 

 

Con su segundo, el mejor novillo de la mañana, también se gustó con el capote donde ya se auguraban las buenas condiciones del animal.

 

 

 

Éste número 25, de nombre Rumboso, se arrancó alegre de largo al caballo montado por Alberto Sandoval, sobrino del popular Tito. Se empleó con codicia, con la cara abajo y se le dio de lo lindo.

 

 

 

En banderillas fue alegre a los cites, siendo bien pareado.

 

 

De las muchas virtudes del animal, caben destacar la prontitud, clase, profundidad en la embestida y la humillación.

 

Jesús apostó por él, por su excelentes condiciones, y cuajó lo más destacado de la tarde por un pitón izquierdo de lujo

 

 

 

 

Lo finiquitó de una excelente estocada de ejecución, entrega y colocación. Una ojera de ley y vuelta al ruedo para Rumboso. Madrid se lo ha perdido …

 

 

 

 

 

 

Cataluña tiene un motivo para ilusionarse con Jesús Fernández. Ojalá su progresión sea acorde a las condiciones que atesora.

 

Por su parte, Iván Abasolo no fue ni la sombra de lo que vimos el año pasado en esta plaza con la novillada de D. Fernando Palha. Con la mente puesta en su alternativa, no se acopló a ninguno de sus dos novillos, sobre todo con el quinto.

 

 

Cerraba el cartel el novillero de Albacete Alberto Pozo. Muy bullidor y todo corazón, puso toda la carne el el asador para suplir sus carencias técnicas y bisoñez.

 

 

A su primer oponente, un novillo bravo en el caballo y encastado en la muleta, le plantó cara desde el primer momento.

 

Lo pareó sin excesivo lucimiento con facultades.

 

 

En la muleta fue un novillo muy exigente. Basó su labor sobre la mano derecha, con más voluntad que acople.

 

 

 

Por el pitón izquierdo, el más complicado, fue prendido aparatosamente, pasando a la enfermería con una paliza tremenda.

 

 

 

Dio una vuelta al ruedo.

 

Salió a matar el último de la tarde. Un tío con el que volvió a mostrar sus ganas de agradar.

 

 

 

Como colofón a una gran mañana de toros, se entregaron diversos premios.

 

El premio «Pimpi» al mejor picador fue para Óscar Bernal por su labor frente al primero.

 

 

 

El galardón al mejor novillero fue para Jesús Fernández y el Detalle Taurino de la Peña El Sol fue para Alberto Pozo por un par al violín ejecutado ante el primero de su lote.

 

 

Enhorabuena a todos los «culpables» de esta jornada taurina matutina. Aunque a veces no sea así, el trabajo bien hecho tiene recompensa.

 

Arse & Azpi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(http://www.porlasrutasdeltoro.com/wp-content/uploads/2019/11/slider1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 250px;}