Comments

Partido de Resina o el esperpento del sistema

 

Partido de Resina ( antes Pablo Romero )

 

Si usted va a comprar un coche, elige el modelo, color, motorización, tapicería y demás detalles. Firma un contrato de compra-venta y el vehículo le llega en el plazo estipulado con las características contratadas.

 

Si va a compra una televisión, la mira, compara prestaciones, la paga y se la lleva.

 

Pero el mundo del Toro es otro planeta. Y así nos va…

 

Desde hace más de 15 años estamos pateando el campo bravo, y pocas han sido las camadas que se puedan comparar a la de este año de Partido de Resina ( antes Pablo Romero ). Seria, en tipo, guapa donde las haya… Y pocas también con más problemas para encontrar destino y superar tejemanejes que aplicados a otros hierros supondrían un auténtico escándalo mediático.

 

 

 

 

 

 

«Me gusta la corrida. Guárdamela». Ese es el único aval que ahora mismo tienen la mayoría de los ganaderos para poder defender sus Toros.

 

El tiempo pasa, las ferias donde tienen cabida estos toros transcurren entre la mediocridad reinante y los presuntos compradores siguen dando largas… El ganadero de turno, pese a que vengan otros compradores interesados, no ofrece la corrida porque la tiene «apalabrada». A día de hoy, ni la palabra ni el clásico apretón de manos valen un pimiento, y la mayoría de las transacciones se realizan así… Para hacérnoslo mirar.

 

 

 

 

Eso sí, cuando la corrida esté a punto de cumplir los séis años se retomarán las conversaciones a un precio reventado. Durante todo ese tiempo, el personal ha seguido trabajando, los toros se han seguido comiendo con el pienso de remate y por ende, los toros se están pegando a muerte.

 

 

 

 

 

 

Todo esto se la suda, porque saben que cuando se echen cuentas en taquilla, al ganadero o al torero del que pueden abusar, le dicen «aunque te haya dicho X, hay X-10. Y si cobras, lo cobrarás cuando me venga en gana». Haya o no haya pasta.

 

 

 

 

Que la ganadería de Partido de Resina no atraviesa su mejor momento, estamos de acuerdo. Pero que otras a las que no les embiste un toro desde hace lustros van a lidiar 15 o 20 corridas el año que viene, también. Y el ganadero lo único que puede garantizar cuando lleva sus Toros a la plaza  es la presentación.

 

 

 

 

Por descontado que el Patrimonio Genético que el Toro Bravo atesora ni lo conocen ni interesa. Solo vale el billete rápido y fácil. Si este tesoro estuviese en manos de italianos o norteamericanos otro gallo cantaría.

 

 

 

 

¿ Por qué existen mínimos salariales para los toreros en función de la plaza donde actúen y no para los ganaderos ? El toro de plaza de tercera tiene casi los mismos costes que el de primera.

 

 

Actualmente, estamos viendo conflictos similares en el sector lácteo, porcino,…. Vamos, en cualquier ámbito donde existe competencia desleal, pactos entre los grandes para comprar por debajo de coste y vender de lujo,…. Pero aquí existe el agravante que se está poniendo en riesgo ganaderías únicas, que no sólo hablamos del vil metal, que si desaparecen no hay vuelta atrás… Y a toro pasado nos echaremos las manos a la cabeza.

 

 

 

 

 

 

Urge una formalización y modernización en las transacciones dentro del sector taurino como base para afianzar un futuro que pueda dar ciertas garantías a TODOS los que forman parte del Toro. Los tiempos en los que el mayoral se tenía que meter el dinero de la corrida en los botos por miedo de ir con tanta pasta por tierra extraña, ya han pasado.

 

 

Quien sostiene esto es quien se expone su vida, su reserva genética o hipoteca sus bienes por mantener un legado familiar de varias generaciones y el que pasa por taquilla. La posterior gestión empresarial para dar forma a una feria es fundamental, pero como remate a una labor que nace muchos años antes, y no como base de la pirámide. Que se juegan los cuartos, si. Como todo empresario de cualquier sector que debe ofrecer al cliente un producto de calidad.

 

 

 

 

Siendo el segundo espectáculo de masas después del todopoderoso fútbol, no caben tantas desigualdades. Hay parné para todos y, a partir de unos mínimos que garanticen gastos o costes, el que pueda tirar para arriba, que tire. Con todos los estamentos saneados, la defensa ante los continuos ataques que estamos sufriendo sería casi espontánea. Porque los carroñeros sólo atacan al débil en el peor momento.

 

Hoy tocaba Partido de Resina, pero esta situación es extrapolable a la mayoría de los miembros que componen el fascinante y, a veces, nauseabundo mundo del Toro.

 

 

Para ver más fotografías de los «chatos», pueden pinchar en el siguiente enlace

 

PARTIDO DE RESINA ( antes PABLO ROMERO )

 

 

Arse & Azpi

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(http://www.porlasrutasdeltoro.com/wp-content/uploads/2019/11/slider1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 250px;}